Etiquetas

, , , , , , , , , , , , , , , , , ,

Artefacto utilizado para raspar madera y pieles

Esta raedera, hallada en Mucientes, está realizada en piedra de silex y tiene unos 100.000-35.000 años de antigüedad. Se trata de una herramienta que los hombres de Neandertal utilizaban para desbastar la madera y raspar las pieles de los animales capturados, desprendiendo de ellas los restos de carne y grasa.

Los primeros hombres de Neandertal aparecen en Europa hace unos 300.000 años, como una de las especies evolucionadas del género homo (en realidad se trata de una subespecie). Se extinguieron hace cerca de 35.000 años, dando paso al homo sapiens, subespecie a la que nosotros pertenecemos.

 Neandertal presentado como

Entre los rasgos característicos de los neandertales destacan su gran caja craneana, la frente inclinada hacia atrás, las cejas muy prominentes, los pómulos algo retrasados y la mandíbula sin mentón. Su cuerpo era fornido y robusto, con un peso medio de 84 kg para una estatura de unos 1,65 m en los hombres, mientras que las mujeres rondaban los 1,55 m de altura.

Esqueletos mostrando las diferencias entre Neandertal y Sapiens

Esta subespecie humana nunca alcanzó una presencia numerosa en Europa. Formaban pequeños grupos y su vida era muy móvil, adaptándose según la estación del año a los recursos que obtenían de un amplio territorio. En los períodos más fríos vivían en cuevas y en los templados se establecían al aire libre. Su dieta era eminentemente carnívora y eran capaces de conservar los alimentos durante un cierto tiempo.

Fauna contemporánea de Neandertal

Neandertal se alimentaba de grandes herbívoros, aunque también capturaba lobos, zorros y osos pardos para aprovechar sus pìeles. Cazaban sobre todo caballos, bisontes y renos (durante las fases climáticas frías y secas), y ciervos (en las fases húmedas). En las zonas montañosas sus presas preferidas eran las cabras montesas, más raramente las gamuzas y las marmotas. Ocasionalmente abatían también mamuts en territorios propícios: despeñaderos y zonas pantanosas, no desdeñando tampoco la caza menor: conejos, liebres y pájaros. También consumían vegetales, según se deduce de las huellas de desgaste en sus dientes y por la conservación de restos de nueces en niveles de la época. Se sabe además que usaban el fuego para cocinar, para calentarse y para defenderse de los animales.

 

Según la documentación obtenida por los arqueólogos, construían sus herramientas con madera y piedra tallada (fundamentalmente silex), desdeñando el hueso y el asta de ciervo (con la excepción de ciertas gruesas esquirlas óseas utilizadas como percutores para “retocar” la piedra). Además usaban colas y resinas para sujetar las puntas de silex a las lanzas y engastar en mangos ciertos útiles pétreos.

Su modo de trabajar la piedra (que los arqueólogos llaman industria Musteriense o Modo III), se orientaba a preparar cuidadosamente un núcleo de silex mediante la denominada talla Levallois, para crear una superficie convexa de la que con unos pocos golpes se obtenían lascas de un tamaño y forma predeterminados. Estas lascas podían ser luego retocadas con unos pocos golpes más para aumentar su filo o dotarlas de dientes.

Entre los instrumentos de piedra así obtenidos destacan las raederas, los cuchillos de dorso, las puntas y los denticulados. Solemos referirnos a estos conjuntos de útiles como “musterienses” porque el primer yacimiento donde fueron identificados estaba en Moustier, en la Dordoña (Francia).El Hombre del Valle del

 Algo más compleja es la historia del término Néandertal, que en realidad deriva del seudónimo del poeta alemán Joachim Neuman (1650-1680) que, siguiendo los usos humanistas de la época, utilizaba su apellido traducido al griego como “Neander”. Este autor compuso himnos que cantaban la belleza del encajado valle del río Düssel, de tal manera que a principios del siglo XIX el valle se renombró Néanderthal en su honor (thal significa “valle” en alemán). El apellido grequizado de Joachim Neuman le consagraría para la posteridad cuando en 1856 fueron encontrados aquí, en la gruta de Feldhofen, los primeros fósiles del Homo neanderthalensis. La reforma de la ortografía alemana a finales del siglo XX eliminaría la “h” de Néandertal. Sin embargo los nombres latinos de las especies y subespecies  son fijos y no pueden andarse moficando cada vez que se produce un cambio en las normas ortográficas de otro idioma.

Svante Paabo y un cráneo de Neandertal

¿Son los Neandertales nuestros antepasados? Los hombres modernos (es decir, nosotros) pertenecemos a la subespecie Homo sapiens, al igual que los populares fósiles humanos encontrados en el abrigo de Cromagnon, en la Dordoña. Esta subespecie, que tiene unos 200.000 años de antigüedad, llegó a Europa hace 38.000 años, reemplazando a los últimos Neandertales. Tradicionalmente se ha venido considerando que Homo Neanderthalensis era una especie diferente. Sin embargo los modernos estudios de ADN nuclear (ADNn) han constatado que los genes derivados de los hombres de Neandetal constituyen el 4/5%  del genoma de los europeos y de los asiáticos actuales, aunque no así de los africanos. Esto se debe a que cuando hace 100.000 años los Homo sapiens salieron de su hogar africano, se mezclaron  con los Neandertales (probablemente hacia 70.000 a.C.) en Oriente Medio.

La raedera de Mucientes del Museo de Valladolid estuvo expuesta recientemente, junto con otra industria lítica musteriense procedente del mismo sitio en la exposición Neandertales: Desde Iberia hasta Siberia, celebrada entre octubre de 2011 y marzo de 2012 en el Museo de la Evolución Humana, en la ciudad de Burgos. Esta exposición ahora puede contemplarse en Bilbao.

por Tadeo Jones

Portada del Catálogo de la Exposición Neandertales desde Iberia hasta Siberia.

Créditos de las imágenes: Raedera musteriense del Museo de Valladolid, uso de la raedera de Mucientes, “El pensador” de Neandertal, comparativa neandertal-sapiens, los animales que cazaba neandertal, reconstrucción de lanza con punta musteriense engastada, la talla Levallois y sus variantes, conjunto de útiles musterienses de Mucientes, el poeta Joachim Neuman “Neander” y  Homo neanderthalensis, el genetista Svante Paabo ante el dilema de Néandertal, los genes de Neandertal perviven en nosotros, la extinción de Néanderthal , Neandertales: desde Iberia hasta Siberia, los restos del mundo de Néandertal en Castilla y León.

Para saber más sobre el hombre de Neandertal:

– Antonio Rosas González, Neandertales: Desde Iberia hasta Siberia (Catálogo de la Exposición), Burgos: Museo de la Evolución Humana, 2011.

– Blog Mundo Neandertal

– Blog El Neandertal tonto ¡Qué timo!

Los Neandertales en el blog La Velleta Verda. Mediterrani.

– El hombre de Neandertal  en la Wikipedia española.

– El hombre de Neandertal  en la Wikipedia francesa.

– El hombre de Neandertal  en la Wikipedia inglesa.

Fuhlrott

– El descubridor del hombre de Neandertal Johann Carl Fuhlrott en el proyecto de la Wikipedia alemana.

Mapa con los principales yacimientos musterienses de Castilla y León

Sobre la técnica Levallois y la industria musteriense:

Las herramientas de piedra de los Neandertales en el blog El Neandertal tonto ¡Qué timo!

La industria musteriense en la Wikipedia española.

La industria musteriense en la Wikipedia francesa.

La talla Levallois: lascas y puntas Levallois en la Wikipedia española.

Raederas y denticulados en la Wikipedia española

La talla Levallois en el blog The Subversive Archaeologist.

El último Neandertal cae agotado en la nieve

Sobre los estudios de ADN humano y el proyecto del genoma neandertal:

– Tito Antonio Varela, Rosa Lodiro Ainsúa y Juliana Fariña, El ADN mitocondrial y las relaciones filogenéticas de los últimos estadíos del género Homo“, Revista Real Acadmia Galega de Ciencias, XXVIII, 2009, pp. 103-118.

 – Jean-Jacques Hublin, “L’homme de Néandertal: Biologie et génétique“,en Neandertal Réhabilité, “Dossiers d’Archéologie, 345, mayo/junio 2011, pp. 26-31.

– Évelyne Heyer, “La rencontre entre Homo sapiens et Néandertal: Une histoire de génétique », en Homo sapiens : À la recherche de nos origines, “Dossiers d’Archéologie“, 351, mayo/junio 2012, pp. 44-49.

Proyecto del genoma neandertal  en la Wikipedia española

El genoma Neandertal en el blog El Neandertal tonto ¡Qué timo!

¿Por qué desapareció Neandertal? en el blog Historiadores histéricos.

– R.E. Green y otros, A draft sequence and preliminary analysis of the Neandertal genome, Science, 328, 2010, pp. 710-722.

– V. Yotova y otros, An X-linked halotype of Neandartal origin is present among all non-African populations, Molecular Biology and Evolution, 28/7, 2011, pp. 89-94.

Anuncios