Etiquetas

, , , , , , ,

– Cajita excisa del nivel de destrucción del poblado de El Soto de Medinilla con asa en forma de prótomo de bóvido

En los yacimientos de la Segunda Edad del Hierro atribuidos a los celtas vacceos no es infrecuente encontrar unos pequeños objetos de forma prismática rectangular, dotados de una oquedad en su parte superior,  cuatro pequeñas patas en las esquinas y un asa en uno de los lados menores. Por su forma se ha pensado que se trataba de algún tipo de recipiente (de ahí la denominación de “cajitas”)  y por ciertos detalles presentes a veces en las asas, se ha creido que pretenden ser representaciones de animales, siendo a veces posible reconocer claramente la cabeza de un bóvido.

Cajita1

– Dibujo de la cajita de la fotografía anterior (según Wattenberg 1959)

Otro de sus rasgos peculiares es la abigarrada decoración externa, realizada con gran variedad de técnicas, entre las que destaca la excisión o talla a bisel “a punta de navaja”, trasunto de las técnicas propias de la artesanía de la madera. De este modo se obtienen básicamente motivos triangulares que, combinados, dibujan estrellas de dos, cuatro u ocho puntas y líneas de zig-zag.

– Otra cajita excisa de “El Soto de Medinilla”. Cuartos traseros

Las cajitas seleccionadas como pieza del mes  proceden de las excavaciones del poblado del “Soto de Medinilla”, dentro del término de Valladolid, habiendo sido localizadas dentro de un contexto de vivienda y  no funerario. De hecho se desconoce aún hoy dónde se emplazaba el cementerio de este asentamiento, que algunos han querido identificar con  Tela,  una población citada por las fuentes clásicas. Estas cajitas son perfectamente representativas de esta peculiar producción cerámica vaccea. Su cronología se ciñe al periodo pleno de la cultura vaccea (siglos III-II a.C.), desapareciendo o cambiando sus características a partir del siglo I antes de Cristo, coincidiendo con las guerras Sertorianas.

Cajita2– Dibujo de la cajita de la fotografía anterior (según Wattenberg 1959)

La explicación de su posible función ha variado al cabo del tiempo. Durante mucho tiempo se pensó que se trataba de saleros ya que por entonces se habían encontrado exclusivamente en los poblados. Tal lectura se veía reforzada por la presencia de objetos de similar forma y con esta función en la cultura tradicional de los pastores castellanos. En los años setenta y ochenta del siglo XX empezaron a ser considerados como cajas de ofrendas. En 1970 se publican los primeros ejemplares encontrados formando parte de ajuares funerarios, procedentes de Cuellar, Palenzuela o Padilla de Duero.

Cajitas de la tumba 199 de la necrópolis de "Las Ruedas" (Pintia / Padilla de Duero) según Sanz y Romero 2009.– Cajitas de la tumba 199 de la necrópolis de “Las Ruedas” (Padilla de Duero)

En esos años ganó fuerza su interpretación como pebeteros: quemadores de incienso, cáñamo, perfumes u otros productos aromáticos, por su semejanza con otros recipientes de Oriente Próximo que sí tenían esta función, y ello pese a que, en general, carecen de evidencias de fuego en su interior. También se ha pretendido que pudiera tratarse de medidas de capacidad o de lámparas.

Cajitas y algunos otros materiales de la tumba 153 de la necrópolis de "Las Ruedas" (Padilla de Duero)– – Cajitas y algunos otros materiales de la tumba 153 de la necrópolis de”Las Ruedas” (Padilla de Duero)

De cualquier forma, y dada la multiplicidad de contextos en que aparecen, sus pequeñas variaciones morfológicas, así como la distinta condición de los personajes cremados y enterrados en las tumbas (hombres, mujeres y niños; tanto de estatus elevado como inferior), no está claro que tuvieran una única función.

por Tadeo Jones

Para saber más sobre las cajitas:

– Federico Wattenberg, La región vaccea. Celtiberismo y romanización de la cuenca media del Duero, “Acta Praehistorica Hispana”, II, Madrid: CSIC, 1959. Véase especialmente pp. 196-197 y 208-209, tablas V y XIII.

– Gratiniano Nieto, “Cajas de barro célticas con decoración excisa“, en Homenaje al prf. Cayetano de Mergelina, Murcia, 1961-62.

– Federico Wattenberg, Cajitas excisas de la Meseta Central, Ampurias, 22-23, 1960-61, pp. 288-293.

– Ricardo Martín Valls, “Sobre las cajitas celtibéricas”, Sautuola,  I, 1975, pp. 169-175.

– Carlos Sanz Mínguez, Los vacceos: Cultura y ritos funerarios de un pueblo prerromano del valle medio del Duero. La necrópolis de Las Ruedas, Padilla de Duero (Valladolid), “Memorias. Arqueología en Castilla y León”, 6, Valladolid, 1998. Véase especialmente  “Producciones singulares: cajitas”, pp. 314-330. Completo estudio sobre este tipo de objetos.

Cajitas celtibéricas del poblado de La Hoya (Alava)– Cajitas celtibéricas del poblado de La Hoya (Álava).

– Urbano Espinosa Ruiz y Antonino González Blanco, “Urnas y otras piezas de cerámica excisa de la provincia de Logroño”, Berceo, 90, 1976, pp. 83-102.

– Armando Llanos, “Cajas de cerámica, celtibéricas, del poblado de La Hoya (Laguardia – Álava)”, en  Crónica del XV Congreso Nacional de Arqueología (Lugo – 1977), Zaragoza, 1979, pp. 709-720.

– Cesáreo Pérez González, Cajitas celtibéricas de la provincia de Palencia: aportaciones, síntesis y localización, Publicaciones de la Institución Tello Téllez de Meneses, 48, 1983, pp. 5-27.

– José María Luzón Nogué, “Sobre el origen oriental de las llamadas cajitas celtibéricas”, en Actas del II Congreso de Historia de Palencia. Tomo I.
Palencia: Diputación Provincial, 1990, pp. 319-325. Insiste en su posible funcionalidad como pebeteros.

Una de las cajitas de la tumba 153 de la necrópolis de "Las Ruedas" (Padilla de Duero)

– Una de las cajitas de la tumba 153 de “Las Ruedas”

– Carlos Sanz y Fernando Romero, “Campaña XIX-2008 de excavaciones arqueológicas en Pintia (Padilla de Duero /Peñafiel)“, en Vaccea Anuario 2008, Valladolid: Centro de Estudios Vacceos “Federico Wattenberg”,  2009, pp. 6-13. Se detalla el rico ajuar femenino de la tumba 153 que contenía seis de estas cajitas.

– Silvia Alfayé Villa, “Iconografía vaccea: Una aproximación a las imágenes del territorio vacceo”, en Fernando Romero Carnicero y Carlos Sanz Mínguez (eds.). De la Región Vaccea a la Arqueología Vaccea, Valladolid: Centro de Estudios Vaceos “Federico Wattenberg”, 2010, pp. 547-573. Estudio de las representaciones figurativas vacceas.

Para saber más sobre el mundo vacceo y el yacimiento de Padilla de Duero:

Acceso a las publicaciones sobre el yacimiento de Pintia (Padilla de Duero) digitalizadas por el Centro de Estudios Vacceos Federico Wattenberg de la Universidad de Valladolid.

Anuncios